No hay droga más placentera que la música, ni poesía más que su letra.
#Rock ante todo.
Maestra de la contradicción y experta en romper lo prohibido. Si me juego la vida es siempre en causas perdidas. Tímida a veces. 185cm de rubia, irresponsable, loca y pura Ⓐnarquía.
Hablando de A, hice un pacto con #Ana, mi cuerpo no solo es mio, también suyo.
No no soy #bulímica, solo bulimista. (Mia ocasional)
Una adolescente confusa y con baja autoestima más, negar lo evidente sería una gran estupidez.
Solo todo tumblr sabe como soy, el resto del mundo ni se lo imagina.
“Voy buscando lo que quiero averiguando a mi manera, que no me gustan los maderos ni la gente con banderas”. _Extremoduro_
  • Amapola
  • "¿Sabéis esa sensación de no sentir absolutamente nada? ni felicidad ni dolor, ni tranquilidad ni preocupación.
    NADA."
  • Buitre no come alpiste

    Empezó a sentir su caliente y alcoholizado aliento alrededor del cuello, y como su mano iba subiendo desde su rodilla, y se acercaba lentamente. Pero fue parada, y no siguió adelante. Jamás había intentado tocarla de forma tan seguida e inexistente, y eso era lo que hacía.

    La cogió bruscamente sin preocuparse en si podría hacerle daño con la palanca de cambios, el freno de manos o el volante al dejarla caer. Pero lo hizo, la colocó sobre él, le subió la camiseta y empezó a tocarla.

    Solían jugar a resistirse, pero esta vez, era distinto, ella no jugaba y se resistía de verdad, él tampoco jugaba y en verdad tampoco le importaba que lo hiciera. Así que ignoró sus gritos y prosiguió. Acto seguido abrió la puerta, lo que ella aprovechó para salir, y se fue indignada, insultándolo. Pero él la cogió mientras pataleaba, la metió en el asiento de atrás, la tumbó, agarró sus brazos con una sola mano, mientras con la otra bajaba sus leggings, soltó sus brazos para acabar de bajarlos, ella se incorporó para intentar subirlos, y sin acabar de desnudar su parte de abajo, la empujó golpeando su cabeza contra la ventanilla.

    Aquellas manos frías rozaban bruscamente la entrepierna sobre sus bragas, y pronto se abrieron paso a éstas mientras ella trataba de quitarlo de encima.

    Rápidamente se bajó los pantalones y cambió su mano por otro apéndice del cuerpo. Y entonces ella, afónica y agotada, dejó de resistirse, ya que veía que sus esfuerzos eran nulos y no podía más.

    […]

    Se corrió fuera, y la miró, quieta, callada, apagada, con la mirada perdida, sin inmutarse, permaneciendo en un aparente estado de shock.

    Encendió la radio y se volvió a dejar caer sobre ella.

    "Si la suerte me abandona
    y ves que estoy un poco triste,
    es que tú eres una zorra
    y un buitre no come alpiste.
    Y si te sientes perdedora
    sácate de la boca el amor
    y devuélveme todas las horas
    que paso pensando que somos dos..
    Mírame a los ojos; sé qué estás pensando.
    de tu cabeza quiero beber caldo.
    para matar mis dudas y subir hasta tu luna.
    Tírate en suelo; vete colocando.
    de tu entrepierna quiero beber caldo
    y como ratas de basura: desorden y soledad
    se fueron viéndote llegar…”

    La miró a los ojos.- Amapola, hoy te he puesto tu disco favorito-. Le dijo. - Te quiero.- Sonrió, y le dio un beso en la frente. Ella seguía sin decir nada, sin inmutarse.

    Se cambió al asiento delantero, condujo hasta dejarla en su calle, y se marchó.

    Ella, entró en su casa, disimulando todo lo posible, y dijo que se iba a duchar. Puso la música fuerte, lo suficiente para no ser escuchada por sus padres, y lo más importante, por sí misma, y así evitar sentirse tan imbécil como acostumbraba a sentirse cada vez que lloraba, y lo hacía así por eso y porque de este modo, las lágrimas no son más que agua que se funde con el resto. 

    Y solo fueron eso, agua, y se durmió y soñó, y todo lo que le pasó solo fueron eso, sueños o al menos intentó convencerse de ello.

    "… Será que te han cogido miedo de saber
    que estás mas loca que yo, que necesito ver amanecer cuando no toca.”

  • Peter Pan

    De una forma u otra, esta niñata está en la mente de Peter Pan. Tal vez, ella sea la niña inocente que su mente infantil esté buscando, o quizás la mujer disfrazada de niña a la que Peter Pan acaba negando la mano, porque cogerla significaría renunciar a la mente infantil que no lo ata a nada, y él solo quiere volar por “Nunca Jamás” como el niño quier quiere ser, y que es.

    De cualquier modo, sea ella una u otra, él acabará echándola de su cuento, para poder seguir siendo Peter Pan, y seguir en búsqueda de diversión con los niños perdidos. Ella crecerá, y se cansará de alternar de niña a mujer al caprichoso e infantil antojo del eterno niño perdido. Los niños perdidos también se han hecho mayores, y han decidido aterrizar en la vida, pero eso no es problema para Peter Pan, siempre llegan nuevos niños perdidos.

    Después de unos años, echará de menos a la mujer que ocupó su mente, y volverá a visitarla, a ponerse en contacto con ella, que para su sorpresa, ya ha encontrado alquien con quien hacerse mayor, (Aún sabiendo que nadie ocupará el hueco de Peter Pan). Y su esperada visita no cambiará nada, porque ella seguirá su nueva y establecida vida, y Peter Pan seguirá follando sirenas, yendo de marcha con los niños perdidos, y con la vida que siempre había querido, pero que ahora no parece ser suficiente.Y pensará, en la vida que pudo tener y nunca tuvo, en que la mujer que ocupaba su mente, pudo ocupar su vida, y en como la echó de ella.

    Peter Pan llena su mente a diario, con ella, con estas cuestiones, pero nada cambia. Peter Pan sigue aceptando polvos de campanilla, y de las sirenas, divirtiéndose con los niños perdidos, y luchando con piratas en lugar de con su mente bipolar y confusa de niño.

    Y disfruta volando por “Nunca Jamás”, para nunca jamás, tener que enfrentarse a la realidad.

    Wendy.